Abbott   Abbott Diabetes Care México   Abbott. A Promise for Life  
Mapa de Sitio
 
 
 
Inicio
Productos FreeStyle
 
¿Dónde Comprar?
 
Garantía Permanente
 
Diabetes
  ¿Qué es?
  ¿Cómo cuidar la Diabetes?
  Tipos de Diabetes
  Alimentación
  Complicaciones
 
¿Qué órganos afecta?
  Cetosis
  Prevención
  ¿Cómo puedo ayudar?
  Prueba
 
Automonitoreo
 
Promociones
 
Encuesta de satisfacción al cliente
 
Califica nuestro sitio
 
Calculadora de IMC
 
Sitios de Interés
 
Glosario
 
Zak vs Los Mutantes
 
Calcula tu Menú
 
Abbott Global
 
Glucerna SR
 
¿Qué órganos afecta la Diabetes?
 
  Complicaciones en los ojos: A este problema se le conoce como retinopatía diabética. En la retina, ubicada en la parte posterior del ojo, se hallan numerosos vasos sanguíneos, los cuales son los primeros en verse afectados por la elevación de la glucosa en sangre.

Estadísticamente, una gran parte de pacientes con diabetes tipo 1 y aproximadamente 6 de cada 10 personas con diabetes tipo 2, desarrollan algunos problemas oculares cuando han portado la enfermedad durante 20 años. Del mismo modo, la mayoría de la gente solamente es aquejada por afecciones leves de la vista, sin embargo, en otros casos los problemas son más severos, incluyendo ceguera.

La diabetes también incrementa el riesgo de desarrollar cataratas y glaucoma, por lo que es recomendable asistir al médico al menos una vez al año.
 
  Problemas del corazón y vasos sanguíneos: Dentro de las complicaciones cardiovasculares destacan:

  Dolor en el pecho (angina)
  Ataque cardíaco
  Accidente vascular cerebral
  Estrechamiento de las arterías de las piernas y del cerebro debido a mala circulación sanguínea (enfermedad vascular periférica)
  Presión arterial elevada

Las arterias principales se pueden ver dañadas por la diabetes, incluyendo las que transportan la sangre al corazón y al cerebro. Este daño da como resultado la formación de depósitos de grasa (placas) en las arterías. Otro aspecto negativo es que la presión de las arterias aumenta, razón por la cual disminuye la circulación sanguínea.
 
  Riesgo de infecciones: Al elevarse el nivel de azúcar en la sangre, las células que tienen por tarea combatir los gérmenes y bacterias se alteran y dan paso libre a un mayor riesgo de infecciones. Las áreas con mayor susceptibilidad son boca, encías, pulmones, piel, pies, vejiga y área genital. El aumento de glucosa en la sangre afecta también los nervios que alertan ante una posible infección.

Es importante  visitar al especialista de la salud regularmente para detectar cualquier complicación o anomalía.

Regresar...
 
Contáctanos | Privacidad | Términos de Uso
Copyright © 2012 Abbott Laboratories. México D.F.
Permiso: 123501201B0370 SSA